El problema del recreo del que nadie habla.

Es un día normal. En los colegios de España suena el aviso. En unos coles es una sirena, en otros, la canción de moda del momento, en otros, un timbre cualquiera. Son las 11 de la mañana. Es la hora del patio, y cual episodio de los Simpson, niños y niñas cogen su almuerzo de la mochila y salen corriendo al patio. Tienen 30 minutos de libertad.

Se pasan los 30 minutos, tras gritos, carreras, partidos de fútbol, jugar a pillar, alguna zancadilla, alguna confidencia, alguna hoja encontrada. La sirena, el timbre, la música del momento. Y a clase. El patio se encuentra de nuevo vacío. Algunas bolas de papel de aluminio que primero envolvieron bocadillos y después fueron balones están desperdigadas por el patio. En las papeleras hay bocadillos casi sin empezar, tirados a la basura, así como bricks de zumo, envoltorios y alguna que otra fruta a medias.

¿Te suena?

Todo esto es una realidad. Y nos preocupamos, yo la primera, del almuerzo saludable, del almuerzo sin basura, tanto a nivel nutritivo como a nivel residual. Y se llenan las mochilas de recomendaciones tan rápido como las papeleras de residuos y bocadillos sin comer.

Y no aprenden… ¿No aprenden? ¿O no aprendemos?

30 minutos de pausa. 30 minutos al día para comer tu almuerzo y jugar en el patio. 30. Para ambas cosas, a la vez.

¿De verdad esperas que traigan un bonito tupper, con palitos de zanahoria y un poco de hummus de garbanzos? ¿O un tupper con fresas o fruta de temporada? ¿De verdad pretendemos que traigan sus almuerzos en bolsitas de tela en las que haya un plátano y unos frutos secos?

¿De verdad creemos que esos 30 minutos al día de juego son suficientes? ¿De verdad pretendemos que en 30 minutos descarguen toda su energía para estar activos en las siguientes clases? Y si así lo pretendemos, ¿De verdad creemos que pueden hacer esto mientras comen? ¿Es saludable comer corriendo o comer lo más rápido posible para poder echar a correr un rato?

Cuando tienes 30 minutos para comer y jugar al mismo tiempo

El almuerzo se nos ha descontrolado. El patio, además de ser un campo de cemento normalmente invadido por el fútbol, tiene otros problemas. Pero de estos no se habla.

En Infantil en muchos coles, quiero pensar que en la mayoría, se come en el aula y después el patio es un pelín más largo. Pero ¿y en primaria? ¿acaso a partir de los 6 años ya no hace falta comer tranquilo, jugar, moverse…?

Yo no lo entiendo la verdad. Así que propongo un cambio. Propuestas reales para coles reales, como muchas veces me pedís. Este cambio es MUY SENCILLO.

Un tiempo para comer, como queráis: en el aula, en el comedor del centro, sentados todos a modo picnic en el patio… eso ya, según gustos y necesidades. A mi me gusta que sea un momento especial, con su mantel o mantita de picnic, un momento de conversar, de pasar tiempo juntos y de disfrutar de un almuerzo saludable.

Y después de esto, el tiempo de juego. Tiempo de juego separado del tiempo de comer. Pero ojo, no hagáis trampas, no vale con dividir esos 30 minutos y usar 15 para cada cosa. Ya bastante poco tiempo de juego hay como para encima quitarle tiempo. (Recordad que no sólo se puede jugar en la hora del patio, pero en este caso me refiero al juego en el patio).

El almuerzo es una necesidad, y el juego es otra necesidad. Vamos a empezar a separarlas y dar a cada una el tiempo que necesita. ¿Te apuntas? Comparte en redes sociales con el hashtag #Almorzaryjugarhayqueseparar y únete a la lucha.

¡Un abrazo!


Mucho más en instagram

26 Comentarios

  • Irene

    Anda ahí lo tenéis a las 11 pues aquí es mi pueblo es 12, imagínate cuando los niños llegan a las 14:00 a casa sin ganas de comer, todo son quejas y sueño, ojalá lo cambiasen y pudiera ser a 11 como mucho si es más temprano mejor, por lo menos el desayuno luego el patio da igual

    • Agarcia

      El tiempo de recreo no lo elegimos el profesorado ni los padres, lo estipula la Consejeria de educación. En infantil y primer ciclo de primaria es mas fácil organizarse para que desayunen en el aula pues suele ser un solo profesor quien imparte las asignaturas. En los demás ciclos hay varios profesores con un horario escaso para coger media hora para comer. Y aun así no da tiempo de dar lel temario… y luego todo son quejas de los padres porque no se enseñó todo. En fin, que estaría muy bien que la flexibilidad se aplicara a nuestros niños.

  • Elena

    En Alemania es justo así, cosa que me impactó bastante al llegar. Los niños y niñas de todas las edades almuerzan en su clase y después salen al patio únicamente a jugar, y cómo les da la gana, por cierto. Se suben a todos los sitios, se revuelcan por el suelo hasta acabar marrones, vamos, pueden jugar como niños que son. Aquí nos parece todo una salvajada y un “no dar crédito” (cómo he leído por ahí arriba) cosas que son tan básicas como comer tranquilos y seguros, y el juego libre como les plazca. Con mini campo de fútbol, baloncesto, mesas de ping-pong, arenero, columpios, zonas ajardinadas y materiales que usar a su libre albedrío (pelotas, raquetas, zancos, cuerdas, etc.). Y en un colegio público, vamos, un despropósito todo…

      • Mònica

        Muy buena la reflexión. Nuestros patios infantiles, en algunos centros son exquisitos, y en otros pésimos. Hagamos o no lo del almuerzo en clase (que espero todos los de infantil mantengan esta rutina) seguimos a años luz de entender el espacio y tiempo de patio como ambiente educativo: no se les deja moverse porque “todo es peligroso” (¿es entonces problema del espacio o del profesorado?) , ¡y mojarse ya, ni te cuento! (algunas personas amenazan incluso con cortar el agua de la fuente). En fin, que me alegra escuchar opiniones como la tuya, de maestras que guían y acompañan, y que entienden que la mejor metodología es la del “respeto por la infancia”. Enhorabuena por tu nueva web. Te sigo! 🤗

  • EcO

    En el cole de mi peque, almuerzan y meriendan en clase…de hecho se preparan ellos mismos estas comidas.

    Por suerte pasan mucho tiempo de juego libre en la naturaleza y en el “patio” del cole, lleno de tierra, agua, árboles y muchas otras aventuras que les hacen disfrutar de lo lindo y aprender al mismo tiempo.

    No olvidemos que los niños aprenden cuando algo les emociona, y a edades tempranas, no hay nada que más les emocione que jugar 🙂

  • Sonia N.

    Una cosa no quita la otra, la necesidad de educar en la tolerancia el respeto por el medio ambiente no quita que se proponga un rato para almorzar tranquilos antes de jugar, sin restar tiempo de juego. La propuesta me parece muy razonable, y lo que se ha hecho toda la vida no me parece argumento de peso. Que el niño ha aprendido a gestionar ese tiempo, quiere decir que se ha acostumbrado a almorzar deprisa o jugar poco tiempo según sus prioridades.

  • Sara

    Leo esto y no doy crédito!
    No puedo entender que se haga un problema donde no lo hay. De toda la vida ha habido 30 minutos a media mañana que cada niño HA APRENDIDO A GESTIONAR como ha necesitado y nadie se ha muerto por ello.
    Mucho más importante me parece que no les enseñéis ni en casa ni en el colegio como cuidar el medio ambiente, más que nada porque los adultos no saben cuidarlo, ni valores como es no ser racista, porque los adultos lo son. Ojo! que hay adultos con mucha nobleza, pero hay muchos que no.

    • Sonia N.

      Una cosa no quita la otra, la necesidad de educar en la tolerancia el respeto por el medio ambiente no quita que se proponga un rato para almorzar tranquilos antes de jugar, sin restar tiempo de juego. La propuesta me parece muy razonable, y lo que se ha hecho toda la vida no me parece argumento de peso. Que el niño ha aprendido a gestionar ese tiempo, quiere decir que se ha acostumbrado a almorzar deprisa o jugar poco tiempo según sus prioridades.

        • Ana

          Me uno al club de las que piensan que el “de toda la.vida se ha hecho así” es una coletilla absurda. Para mí la de quienes no tienen argumentos válidos. De toda la vida los hombres podían “corregir” a su mujer como mejor les pareciese y tampoco nos ha pasado nada, ¿no? Pues igual de absurdo suena aplicado a pegar a los niños, a este tema y a muchísimas otras cosas.
          Y digo más, si alguien piensa de verdad que “no nos ha pasado nada” o que “mira que bien hemos salido” o no quiere ver la realidad de la sociedad actual o ha salido tan “bien” que es incapaz de verla. Como dijo Krishnamurti “no es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”.
          Respecto a temas como la tolerancia o el cuidado del medio ambiente,
          de toda la vida se ha pasado de ellos y aquí seguimos 😂😂 era bromita. Si hubieras investigado un poco este blog habrías visto que también se tratan en él. Para muestra un botón: mttp://desdeaquiarriba.es/zero-waste-en-la-escuela

    • Begoña

      De toda la vida se han hecho muchas cosas y gracias q están cambiando. También se deberia enseñar todo eso que comentas pero también se podrían mejorar cosas. Balonazo zumo al suelo, empujón sándwich al suelo, etc. O peor aun no como nada porque me quita tiempo de fútbol

  • Carmen

    Llámalo como quieras hay que hacer 5 comidas s al día y por la mñn es más importante comer, pues están estudiando y haciendo deporte y el cuerpo pide comida.

  • Eva

    Yo creo que se refiere al “tentempié” o comida de media mañana, el almuerzo efectivamente es lo que hacemos a mediodía,pero desayuno como tal tampoco, porque ese es, o al menos debiera de ser el que se hace en casa por la mañana temprano,después de levantarse como parte de la rutina antes de ir al cole. Llamarlo almuerzo o desayuno en este contexto escolar creo que es sólo una forma de hablar.

  • Bea Laborda

    Reblogueó esto en por Bea Laborday comentado:
    En el trabajo, según esté organizada la jornada, debe haber un momento para el desayuno o almuerzo separado de las tareas propias de las jornada laboral. Parece sensato, por tanto, que en la escuela se separe el desayuno o tentempié de la mañana de las actividades propias de los niños, entre ellas el juego al aire libre como parte de su aprendizaje en el sentido más amplio del término. Comparto esta reflexión, cargada de sentido común, de una bloguera y maestra que propone está distinción adaptándola a cada situación. Es sencillo , saludable y positivo ponerlo en práctica.

    • Silvia

      Pues le añadimos 30 min al horario escolar y listo, porque quitar tiempo de estudio me parece horrible, ya pocas horas van.
      Y ahora la gente dirá que tienen muchas horas de estudio y bla bla bla…
      No sé cómo tan bien crecí yo con cole hasta las 17 h, recreo que usaba para comer y jugar, con un montón de deberes y castigos de los profes… La educación va a menos y no queremos verlo!

      • Miriam

        Gracias por compartir tu opinión, la verdad es que yo no lo veo así. El argumento de “no hemos salido tan mal” viendo la sociedad que tenemos no me parece que tenga sentido, pero siempre hay muchos puntos de vista para todo.

  • Bea Laborda

    Hola Miriam!
    Te encontré por casualidad y te sigo porque tienes un blog lleno de sentido común y sensibilidad hacia la infancia. Me encantan tus gafas de niña, tu mirada como profesional pero desde la empatía real, la que sale de dentro.
    Soy técnico en educación infantil y licenciada en comunicación y desde hace poco he arrancado mi blog personal – Mi Azotea- para intentar reinventarme en el terreno laboral.
    Hace unas semanas publiqué una entrada que engancha en buena medida con tu revisión de planteamientos, tan necesaria como posible en la educación de nuestros peques. Te dejo aquí el enlace por si te interesa, a ti y a tus seguidores.

    https://bealaborda.wordpress.com/2019/07/12/aprendizaje-basado-en-proyectos-apb/

    Me encantaría recibir tu feedback!
    Gracias por compartir tus reflexiones.
    Un abrazo!

  • Dani

    En mi escuela hace años que en primaria desayunamos en el aula toda la clase juntos (lo cual nos permite un espacio para charlar relajadamente y compartir unas risas entre todos) y luego salimos 30′ al patio. Y nos funciona genial!!!

    • vortvei

      Se llama diferente en según qué zonas. Por ejemplo, en Andalucía es como dices, pero en Valencia el almuerzo va entre el desayuno la comida principal. En Madrid, según a quien preguntes, lo dice de una forma u otra.
      Así que no está mal dicho 😉

      • Miriam

        Si, eso justo iba a contestar, según que zonas se dice de una forma o de otra pero efectivamente en el post me refiero a la comida de media mañana, en Valencia lo llamamos almuerzo 😉 un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: