Mi experiencia en una escuela de Finlandia. Parte 1: La escuela

Hace unos meses, antes de llegar a Bergen (Noruega), pasamos una temporada en Helsinki. Allí tuve la suerte de poder realizar unas prácticas de tres meses en una Escuela Infantil de español. Tres meses en los que me dio tiempo a aprender muchas cosas y a ver un punto de vista de la Educación Infantil completamente opuesto al que conocía.

¿Cómo era la escuela?

La Escuela en la que estuve, estaba formada por tres grupos de niños divididos por edades. El primer grupo, los ositos, incluía a los niños menores de tres años. El segundo grupo, las ardillas, se formaba por todos los niños de tres a cinco años, y el último grupo, se componía por los niños de 6 años. Este último, las jirafas,  se consideraba el grupo de preescolar, ya que estaban en su último año en la Escuela Infantil y empezaban a prepararse para el colegio, que, por cierto, en Finlandia empieza a los 7 años.En cada grupo había de manera permanente dos adultos, un maestro y un asistente o maestro de apoyo. Además, debido probablemente al interés que genera la educación en Finlandia, había varias personas más de prácticas y voluntarios, por lo que en cada aula podía llegar a haber en ocasiones hasta cuatro adultos, contando con los maestros, los de prácticas y los voluntarios. El grupo más numeroso era el grupo de tres a cinco años, con aproximadamente 15 niños. 

En cuanto a instalaciones, el centro estaba situado en la planta baja de un edificio. Al entrar, lo primero que encontré fue una gran estantería llena de zapatillas y botas de agua. Tras él, una segunda puerta que te llevaba a un gran cambiador donde los niños tenían cada uno su percha y su caja donde guardar gorro, bufanda, guantes, abrigos, pantalones de nieve, etc. En cada hueco, los niños tenían ropa más cómoda que frecuentemente permanecía en la escuela durante semanas, al igual que los zapatos de interior, ya fuesen unos calcetines gordos o unas zapatillas de ir por casa. Este cambio de calzado se hace por dos razones. La primera y más evidente, por el clima. Cuando la lluvia y la nieve son el pan de cada día, el calzado es abultado, abrigado y probablemente incómodo. Además, por lo general, llega mojado o sucio, por ello, entrar con ese calzado al aula no es una buena idea. Sin embargo, este cambio de calzado se realiza también en verano, sencillamente para ofrecer mayor comodidad al niño y que se sienta más como en casa. Por cierto, los maestros también se cambian el calzado e incluso los padres se quitan los zapatos al llegar cuando entran a la escuela. Lo que me hace percibir el respeto hacia la escuela.

Zona de cambio de ropa y calzado
Zona de cambio de ropa y calzado

En la zona de cambio, también hay un baño que principalmente es utilizado por los niños menores de tres años donde hay también duchas y cambiadores, así como dos grandes secadoras para la ropa de los niños.

Tras pasar la zona de cambio, a un lado se encuentra el aula de los menores de tres años, compuesta por la sala de clase la sala se descanso y, al otro lado, el aula del grupo de entre tres y cinco años. Antes de llegar al aula en sí, encontramos un pequeño despacho para dirección y un pequeño cuarto de baño, que frecuentemente es utilizado por este grupo. El aula del grupo de entre tres y cinco años, las ardillas, es en la que pasé la mayor parte de mi tiempo allí, por ello es la que describiré con más detalle posteriormente tras acabar con la descripción general.

Tras pasar el aula de las ardillas, encontramos un largo pasillo donde hay algunas pequeñas habitaciones almacén y de lavado, así como la cocina, ya que diariamente se cocinaban todas las comidas que se realizaban en la escuela (desayuno, almuerzo y comida). Finalmente se encontraba un pequeño espacio donde dejar también zapatos y chaquetas, ya que había otra puerta de entrada a la escuela, otro pequeño cuarto de baño y el aula de los alumnos más mayores. Como se puede entender, esta última puerta sólo era utilizada por este grupo, ya que de otro modo tendrían que atravesar cada día el aula de las ardillas para ir a su clase.

Por último, nos queda hablar del patio de la escuela. Al tratarse de una planta baja, no dispone de jardín, ni patio interior, sin embargo, los niños salían mínimo dos veces al día, durante casi una hora cada vez. Allí los niños salían cada día, independientemente de las condiciones meteorológicas, como explicaré más adelante en la entrada referente a la metodología y funcionamiento del centro.  Frente a la escuela, había un parque bastante grande, con zona de juegos, columpios, areneros, árboles y mucho espacio para correr y disfrutar., así como dos enormes baúles llenos de juguetes a la disposición de todos. De este punto hablaré en otra entrada con mayor profundidad. De vez en cuando, en vez de ir a este parque, íbamos a otro parque cercano todavía más grande y que disponía de un almacén con bicicletas, coches a pedales y toda clase de juguetes, una vez más, a disposición de todos los niños. 

arenero
Arenero y cajas de juguetes
1417854505561
Jugando

¿Qué te parece la escuela? ¿Conoces alguna escuela similar en España? No te pierdas las próximas entradas donde hablaré del funcionamiento de la escuela, del aula en la que estuve y mucho más.

18 Comentarios

  • Valeria

    Hola! Me gustaría saber (por privado) el nombre de la escuela en la que estuvisteis que quiero realizar prácticas en Finlandia y debo buscar na escuela infantil. Si fueses tan amable, te lo agradecería. Gracias!

    • Maria Garcias Ginart

      Hola! A mi también me gustaría saber cómo lograste hacer prácticas en un colegio en Finlandia (a través de qué compañía/academia/etc).

      Gracias,
      Maria

      • IchMiriam

        Hola, gracias por comentar, las prácticas las hice a través del programa Erasmus Prácticas +. Me puse en contacto con la escuela y lo organicé todo yo misma, pues fueron prácticas extracurriculares (una vez terminada la carrera).
        Un abrazo!

  • nana

    Hola!
    En primer lugar quiero darte la enhorabuena por tu blog, compartir experiencias positivas influye a que otras personas sientan ganas de viajar y conocer otros paises y culturas.
    Soy estudiante de grado en educación primaria y me gustaría ir a hacer mis practicas a alguna escuela de Finlandia para aprender de sus sistema educativo. el problema es que tengo que encontrar un colegio y ponerme en contacto con él por mi cuenta, una vez que me acepten, avisar a mi universidad. por eso me gustaría saber el nombre del colegio al que fuistes, y poder ponerme en contacto con ellos para intentar poder realizar mis practicas ahi.
    Agradecería mucho tu ayuda.
    Gracias. saludos

    • IchMiriam

      Hola, muchas gracias por tu comentario. Ojalá encuentres la manera de ir a realizar tus prácticas. Te recomiendo buscar en google Escuelas infantiles bilingues en Finlandia o el país que quieras, seguro que encuentras varias y a partir de ahí puedes enviar un correo o llamar. Un abrazo!

  • Silvia Garcia

    Hola Miriam. Lo primero decirte que me encanta como describes tu experiencia, con muchísimo detalle. Estoy interesada en vivir una experiencia exacatamente igual que la tuya, y buscando un poco por la web he tenido la suerte de llegar a tu página. Quisiera preguntarte un par de cosillas para que me recomendaras. Por el resto, enhorabuena!

  • Adolfo L. Suárez A.

    Hola Miriam
    Te escribo porque estoy interesado en viajar para aprender finlandés y me gustaría saber de tu experiencia en Finlandia, si sabes de algunas escuelas privadas para tomar clases. Fui profesor de español para extranjeros en mi país, en especial aquellos que viajaban para hacer turismo y usar tiempo en algo útil.
    También con el tema de la crisis que hay en Finlandia, cómo está el tema de los precios y para un viaje de dos semanas cuántos dólares en promedio necesito.
    De hospedajes, he leído mucho del Stadion Hostel y de otro que no recuerdo en el momento.
    No quiero ir en verano, es mejor otoño, invierno o primavera.
    Por último, los finlandeses son buenos consumidores de productos elaborados con frutas tropicales.
    Espero que me ayudes con tus sugerencia y saludos desde Panamá.
    Adolfo L. Suárez A.

  • Nani

    Hola: después de morir de envidia, darte las gracias por esta serie que comienzas. Es entusiasmante leer a una compañera hablando en nuestro lenguaje de las cosas cotidianas que ha vivido en primera persona en les escuelas allende otras tierras. Espero con ansiedad e ilusión la siguiente entrega. Un abrazo abrazo

  • juliandespaigne

    Muy interesante tu articulo. Te conozco apenas hace apenas sesenta días y me parece conocerte de toda la vida. Y algo más interesante. Me sorprende cada vez más, Por tu curiosidad insaciable, por tus comentarios acertados, por tus juicios prometedores. Preguntas al final del artículo si conocemos alguna escuela así. Yo sí,aquí mismo en España, en Manises, se llama Príncipe Valiente. Con unas instalaciones magníficas para desbordar la imaginación de pequeños y mayores. Tuve la oportunidad de tratar con algunos docentes y créeme los que conviven allí son afortunados. Créeme también, porque tengo experiencia de escuelas y centros infantiles en Dinamarca, no solo en la capital sino en otras ciudades, en las que se le permite el aprendizaje desde la creatividad, desde el juego. También dispongo de la experiencia en Cuba, carente de medios físicos, pero desbordados de medios espirituales, inventiva y creatividad. Saludos y espero la continuación de tus experiencias escritas tras tus experiencias vivenciales.

  • Seño Punk

    Tengo mucha curiosidad por las siguientes entradas porque esto pinta bien. Me alegro mucho de que te hayas animado. Me llama mucho la atención lo de los juguetes en los parques para todos los niños! Un beso.

  • Victor Manuel Rincon De Luis

    Bastante buen artículo, no obstante un par de comentarios:
    – Lo que tu defines como escuela, en Finlandia no se considera “escuela”, sino “guarderia”. Como bien comentas, la escuela empieza a los 7 años. Un detalle importante, es que la guardería es municipal, así que depende del municipio en donde vivas, puede cambiar un poco la historia.
    – El tema de los zapatos, tiene que ver un poco con la idea de que el suelo es la zona de juego de los niños. Normalmente, suelen jugar en alfombras gran parte del tiempo, sobre todo si son muy pequeños. Es normal que los padres también se quiten los zapatos, no por respeto, sino por enseñar a los niños. Más allá de eso, el personal de la guardería intenta que te encuentres cómodo y ayudan siempre que pueden. Un ejemplo tonto, yo suelo dejar a mi hija en la guardería y mi mujer la recoge. Al llevarla en bicicleta, solemos dejar la silla de la niña en las instalaciones de la guardería, para así no tener que tener dos.

    Un saludo!

    Victor, Åland, Finlandia

    • IchMiriam

      Muchas gracias por el comentario, lo denomino escuela infantil porque así es como se llama en España a las guarderías, de todos modos también hablo de esta en concreto ya que es la que conozco, además una un poco especial por ser una guardería de lengua española. Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: